El inevitablemente más acérrimo opositor de la llegada de las Farc al Congreso de la República, ha sido de manera indiscutible el expresidente Álvaro Uribe Vélez, quien desde el primer segundo en que se planteó realizar un acuerdo de paz por parte de Juan Manuel Santos con la guerrilla, se postró en el extremo de la negación, contrariando absolutamente todo lo que tuviera un ápice de paz.

Este pasado 20 de julio fue tal vez uno de los momentos más desagradables para el senador del Centro Democrático, pues tuvo que ser testigo de cómo se concretaba por fin la gestión de Juan Manuel con la antigua guerrilla, y se daba paso a una nueva etapa de las Farc esta vez como partido político gracias a las curules que adquirieron en el Congreso.

Uribe, por su puesto, no pudo quedarse de brazos cruzados ante esta situación, y decidió publicar a través de sus redes sociales un polémico trino en donde usando la imagen de un soldado mutilado, lanza una pregunta retorica con la que insinúa que las Farc no debería tener acceso al Congreso por su pasado bélico.

Preguntando quiénes mutilaron al soldado de una forma en la que no se esperaba respuesta, el expresidente quiso reforzar la idea de rechazo a la llegada de las Farc al órgano legislativo. No obstante, las respuestas y comentarios que recibió el senador, replicados en el mismo trino, lo hicieron ver como un “hipócrita” y “violento”, que busca apelar al dolor y el amarillismo para poder mantener su posición de poder política, según los usuarios de la red social.

Varias personas también le recordaron que la mutilación de ese soldado probablemente haya sucedido durante su gobierno, pues desde que se firmó la paz entre el mandatario Santos y las Farc, las cifras de militares muertos y heridos cayó de una forma tan abismal, que los hospitales especializados para uniformados tuvieron cifras casi nulas en pacientes.

Estos son algunos de los comentarios destacados que recibió el senador Uribe:

Categories: Política