Durante una sección en el programa ‘SinEVAsivas” del canal RCN, dirigido por la presentadora Eva Rey, estuvo presente el representante a la Cámara por Bogotá de Cambio Radical, Rodrigo Lara Restrepo, quien dio su opinión sobre el candidato Sergio Fajardo y admitió no tener un buen concepto sobre este, señalándolo de ser “narcisista”.

Llamó la atención que sin motivo de ideales, Lara habló de todos los candidatos con buenos términos, aceptando tenerlos en buen concepto a la mayoría de ellos, incluyendo a Gustavo Petro. No obstante, para Sergio Fajardo la opinión de Rodrigo no resulta muy favorable, pues le reprocha que mientras fue alcalde de Medellín, escogido en el año 2004, realizó pactos con organizaciones criminales.

Según el congresista, Sergio fungiendo como mandatario de Medellín, prefirió no enfrentar a las mafias presentes en la ciudad, por lo que su decisión fue llegar a acuerdos con ellas. Esto para Lara es una situación desfavorable frente a la candidatura actual del candidato, pues podría representar un peligro como presidente que quiera pactar nuevamente con criminales.

“Cómo sería de presidente de Colombia pactando con ‘Guacho’, pactando con el Eln, pactando con las disidencias, pactando con el robo de celulares, porque él no se da la pena por nada, ni por nadie”, comentó Lara en el programa.

Duchas declaraciones fueron señaladas de estar un tanto fuera de contexto, pues a los hechos que hizo referencia son el periodo conocido como “donbernabilidad”, que fue un plan de Álvaro Uribe que permitió la disminución de homicidios en el Valle de Aburra, impulsado por la decisión de la oficina de envigado y su jefe como contribución al gobierno de Vélez como pacto paz entre los paramilitares y el entonces presidente.

Esto dio resultados agregados para la administración de Fajardo en la alcaldía de Medellín, según señala El Espectador.

Sin embargo, Lara insiste en que ve aspectos negativos en Sergio, entre ellos por su egoísmo y falta decisión con ideas concretas que justifica con la excusa de que es matemático y no “cree en nada particular; cree en él”, lo que considera narcisismo y falta de honestidad para aceptar que no tiene convicciones concretas. Fuentes consultadas: ElEspectadorSinEvasivas.

Categories: Política