“El humor destroza la solemnidad, baja del pedestal a quienes se creen mesías, los humaniza, y al humanizarlos, los vuelve vulnerables”, es la frase que utiliza el columnista y youtuber Daniel Samper Ospina para explicar la reacción del expresidente Alvaro Uribe Vélez y de muchos de sus copartidarios, a quienes considera líderes caudillistas, a sus columnas de opinión y videos humorísticos.

Samper ha sido blanco de críticas y reclamos por parte de integrantes del Centro Democrático por lo que ellos consideran un recurrente ataque en contra de sus integrantes, en especial en contra de la senadora Paloma Valencia, por las menciones que el columnista hace en tono jocoso y humorístico en sus redes sociales.

En ese sentido, el uribismo emitió un comunicado oficial en donde lo hacen responsable de lo que pueda ocurrirle a la senadora y a su familia en los recorridos que esta realiza alrededor del territorio nacional en su labor legislativa.

Para el columnista “nada desconcierta tanto a Uribe como el humor, porque carece de él. No tiene el humor como arma y por eso responde al humor con calumnias, no con más humor”, y asegura que se ha convertido en una amenaza para el Senador desde que comenzó a subir contenido a internet, más específicamente a Youtube.

Al parecer, a lo anterior el líder uribista lo considera de tal manera porque entró a vulnerar su “hábitat digital”. Según Samper, los personajes que se consideran mesías den la política colombiana, han encontrado en la redes sociales el mecanismo perfecto para dirigirse sin filtros a la sociedad que los sigue, volándose así toda la solemnidad que enmarca la labor de periodismo y la prensa real que se encuentran en la obligación de confrontar las declaraciones de cada personaje.

Pero no todo es oscuro en el uribismo para Samper, ya que asegura que dentro del Centro Democrático sí existe humor aunque este no sea voluntario, con lo cual hace referencia al exvicepresidente Francisco Santos como “una joya del humor involuntario”.

Del mismo modo no fue tan duro en referirse al presidente Iván Duque, miembro de esta colectividad; ya que según él, por lo que ha visto hasta hoy, tiene un buen humor y considera que “de los políticos de su partido, es el más tolerante frente a los dardos humorísticos que ahora recibe. Es un tipo informal y risueño”.

Daniel manifiesta que seguirá haciendo humor y periodismo político como el que ha venido haciendo no solo con el expresidente Uribe, que parece haberse declarado su enemigo público, sino con muchos otros personajes de dicho ambiente en Colombia como lo ha venido haciendo al día de hoy y que se puede comprobar en su canal de YouTube. Fuente consultada: ElEspectador.

Categories: Opinión Política