Tras conocerse la apertura de una investigación disciplinaria a través de un comunicado de prensa de la Procuraduría General de la Nación contra el alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, por usar un vocabulario inapropiado contra Fernando Martínez, un ciudadano que le reclamaba por decidir talar un árbol en un parque de la ciudad, el mandatario habló sobre lo sucedido.

El político manifestó en Blu Radio que no siente temor por la consecuencia de su acto, y calificó al ciudadano de vago, además de compararse con Amparo Grisales: “es un vago con sueldo, y el sueldo se lo paga la politiquería para que me ataque y me desprestigie. A mí me pasa lo de Amparo Grisales: no me les arrugo”, dijo para el medio.

La discusión se presentó en el parque Solón Wilches en Santander, cuando el alcalde respondía al llamado de la ciudadanía del barrio Sotomayor, quienes se quejaban por los daños en la vía producto de la raíz de un árbol, los cuales decidieron talar el árbol bajo el cuidado correspondiente.

Sin embargo, el ciudadano Fernando Martínez cuestiona su decisión pese a no contar con la presencia y definición técnica del área metropolitana de Bucaramanga; al parecer no tenían permiso de la autoridad ambiental.

No es la primera vez que el mandatario local se excede verbalmente. En anteriores situaciones ha atacado violentamente a concejales de la ciudad y a opositores políticos, quienes han sido críticos de su administración, pues supuestamente demostraron que la ciudad ha tenido retroceso en el rumbo de su modernización.

También ha sido cuestionable su disposición de mantenerse alejado de la comunicación con el Gobierno Nacional, por tal  razón su respuesta, según sus opositores, es desquitándose con la clase parlamentaria local que en muchas ocasiones han sido víctimas de señalamientos y expresiones desobligantes. Fuente consultada: BluRadio.

Categories: Política